EL CONSTITUCIONAL Y EL SUPREMO FALLAN CONTRA LA DISCRIMINACIÓN LABORAL POR BAJA MATERNAL

SENTENCIAS CONTRA LA DISCRIMINACIÓN LABORAL POR BAJA MATERNAL

Tanto el Tribunal Supremo como el Tribunal Constitucional han fallado contra cualquier discriminación para la mujer por la baja maternal.

El Tribunal Supremo establece que es contraria a derecho “la práctica empresarial consistente en computar como ausencias la baja maternal así como la baja por riesgo de embarazo a los efectos de días productivos para tener derecho a las retribuciones de los variados incentivos”.

Por otro lado, el Tribunal Constitucional ha concedido el amparo a una mujer que no mejoró sus condiciones laborales por estar de baja por embarazo y no fue avisada de una posibilidad de ascenso.

Sentencia Tribunal Supremo de 10 de enero de 2017.

Sentencia Tribunal Constitucional de 16 de enero de 2017

Sentencia Tribunal Supremo

El tribunal estima la demanda de conflicto colectivo planteada por CC.OO. de Andalucía contra la empresa CATSA, referido a sus trabajadoras en los centros de Granada y Málaga. Los hechos probados indicaban que las empleadas que “por causa de embarazo y/o maternidad han visto suspendida su actividad laboral por disfrutar de los permisos correspondientes, el primer mes de reincorporación a su puesto de trabajo no perciben cantidad alguna por ninguno de los referidos incentivos, y sólo comienzan a percibir cantidad por incentivos al mes inmediatamente posterior al de su reingreso y en función de los servicios laborales efectivamente prestados a partir de tal reincorporación”.

El Supremo, revoca la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que desestimó en primera instancia la demanda de CC.OO., y establece que las trabajadoras que pasan a esas situaciones de baja “ven alteradas sus retribuciones en el momento de su reincorporación, pues no perciben incentivos hasta que no vuelven a transcurrir los periodos necesarios para su devengo, computados sólo desde la fecha de dicha reincorporación. Ni siquiera consta que se tenga en cuenta al efecto la situación que quedó fijada en el momento en que iniciaron la baja, de suerte que cabría decir que a dichas trabajadoras se las considera como ausentes hasta la fecha de su reincorporación”.

Este hecho para el Tribunal Supremo,  “implica una discriminación directa y es contraria al derecho al mantenimiento y preservación de sus condiciones de trabajo y penaliza el ejercicio del derecho a la protección por maternidad, limitando, por tanto, la plenitud del mismo”.

Sentencia del Tribunal Constitucional

En este caso, la Sala anula una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Según el fallo la recurrente tenía firmado con la empresa un contrato indefinido como limpiadora, con una jornada parcial de 20 horas semanales y con desarrollo de su actividad laboral en un centro de salud. En marzo de 2010, causó baja laboral por embarazo de riesgo, situación a la que siguió la baja por maternidad. En julio de ese mismo año, la empresa contrató, también con carácter indefinido, a otra persona para que prestara el mismo servicio que la demandante, pero con una jornada laboral de 30 horas semanales y con destino en un nuevo centro de salud. Cuando, concluida la baja, se incorporó a su puesto de trabajo y se enteró de la nueva contratación, la demandante pidió su traslado al nuevo centro de salud y la ampliación de su jornada laboral de 20 a 30 horas semanales, lo que la empresa le denegó pese a que, al tener su contrato mayor antigüedad, tenía preferencia para ocupar el nuevo destino según el Convenio aplicable.

El Tribunal Constitucional, declara que “la entidad empleadora debería haberle dado en algún momento a la actora la oportunidad de ejercitar ese derecho preferente para, de este modo, darle un tratamiento igualitario al que había tenido con el resto de sus compañeros de trabajo a tiempo parcial, que sí tuvieron esa oportunidad” y “que la conducta empresarial vulneró el derecho de la demandante de amparo a no sufrir discriminación por razón de sexo. La actuación empresarial así enjuiciada ocasionó una discriminación directa por razón de sexo resultando la trabajadora perjudicada por su condición de mujer, tras la baja por embarazo y maternidad, al habérsele impedido el ejercicio de un derecho preferente de opción a modificar sus condiciones laborales que le reconocía el convenio colectivo aplicable al ramo de su actividad laboral, colocándola en una clara desventaja como mujer trabajadora con el resto de sus compañeros, lo que, en definitiva, contraviene el derecho fundamental reconocido en el art. 14 CE.”

 Para profundizar sobre la protección a la maternidad puede consultar nuestros artículos:

Si es Vd. una empresa que quiere estar bien asesorado sobre los derechos y deberes laborales de sus empleados, no dude en contactar con nuestra asesoría. Incluimos en la iguala mensual por gestión de nóminas, todo el asesoramiento necesario para llevar adecuadamente una gestión de recursos humanos.

Si es Vd. trabajadora,  ha estado o va a estar en situación de baja por maternidad, periodo de lactancia o de reducción de jornada, o cree sufrir discriminación laboral y tiene dudas sobre sus derechos laborales, llame y pida una consulta. Nuestro despacho de la Calle Orense en Madrid pone a su disposición los mejores especialistas y saldrá con la información de todas tus posibilidades. También puede realizar una consulta a través de la web. 

Área
Share
This

Post a comment