DESPIDO PROCEDENTE DE UNA TRABAJADORA QUE HURTABA EN SU EMPRESA

hurto2

La Empresa tuvo conocimiento de los hurtos practicados por la trabajadora como consecuencia de las cámaras de vídeo vigilancia que instaló en la cocina donde se practicaban los hurtos sin conocimiento previo de los trabajadores.

El Juzgado de lo Social declara probados los hurtos y considera lícita las medidas aplicadas por la empresa al tener fundadas sospechas de lo que ocurría. Declara igualmente que no se ha vulnerado el derecho a la intimidad de la trabajadora al estar la instalación debidamente identificada y en lugares que no atentan contra la intimidad y ajustados a la Ley de Protección de Datos.

Área
Share
This

1 Comments

  1. ¿ES LÍCITO GRABAR A UN EMPLEADO SIN SU CONSENTIMIENTO? - ÁREA LABORAL

    […] En dicha sentencia quedaba acreditado que existían anuncios de cámaras de video vigilancia en la empresa, que los trabajadores conocían su existencia aunque no constara el consentimiento escrito, que las grabaciones se llevaron a cabo en zonas lícitas para tal fin y que en ellas se pudieron comprobar los hurtos practicados por la trabajadora. Sin embargo el TSJ entendió en base al anterior criterio del TC que ahora se ha revisado, que debía primar el derecho a la intimidad personal de los ciudadanos, revocando por tanto la sentencia del Juzgado de lo Social, que había declarado procedente el despido. https://www.arealaboral.net/despido-procedente-de-una-trabajadora-que-hurtaba/ […]