Maternidad y trabajo II

Maternidad y trabajo es el tema con el que continuamos en este artículo analizando la situación actual y proponiendo mejoras para evitar la discriminación de género y que ayuden en la calidad de vida de las madres en el ámbito laboral.

maternidad y trabajo
Comentábamos en el artículo anterior las declaraciones de Mónica de Oriol en relación a sus preferencias a la hora de contratar, también recientemente el concejal del ayuntamiento de Madrid por el distrito de Hortaleza Ángel Donesteve, destituyó a su número tres alegando : “Ella prefiere conciliar su vida personal y familiar, pero yo necesito el máximo rendimiento y el máximo número de horas de trabajo que se puedan prestar” La trabajadora no había solicitado reducción de jornada y cumplía con su horario de trabajo con normalidad.
Lo que observamos es que, como en muchos casos, las leyes van por un lado y el sentir de empresarios y trabajadores por otro. Se ha trabajado muchos años por la incorporación de la mujer al trabajo, pero las preguntan que surgen ahora es a qué precio, quién lo paga, cuál es la realidad laboral de la mujer en España.  La realidad es que sigue existiendo discriminación laboral, la mujer cobra menos por los mismos puestos y le cuesta acceder a determinados cargos de poder, es muy normal que en una entrevista de trabajo se pregunte a una mujer si tiene hijos o piensa tenerlos, pregunta que no suele ser habitual en el caso de los hombres. o lo que es peor, no se lo preguntan pero de entrada se evita contratar a mujeres en edad fértil. Hemos visto como en  un recurso reciente se condena a AENA por advertir en una entrevista de trabajo que no querían bajas por maternidad.
Esto sucede porque sigue siendo la mujer quien asume más responsabilidades en el cuidado de los hijos, va más allá de la baja por maternidad porque también suele ser a quién le toca lidiar con la conciliación laboral. Estamos en un país que protege o al menos trata de proteger la presencia de la mujer en el trabajo, las leyes hablan alto y claro al respecto, pero nos encontramos con situaciones en las que representantes políticos en el caso de Donesteve, o de empresarios, en el caso de Mónica de Oriol, hacen declaraciones de esta índole con total naturalidad. Se arma un revuelo mediático,  pero son muchos los que en silencio comprenden y aprueban estos comentarios.
El análisis que hacemos desde Área es que debe existir una concienciación urgente del poder legislativo, los empresarios y toda la sociedad, para recuperar derechos laborales y afianzar los que sólo están en el papel. Estamos en el camino aunque éste parezca a veces muy empinado, y en ocasiones toque desandar ciertos pasos. Existen empresas pioneras que protegen a sus empleadas y ofrecen servicios adicionales de guardería, existen pequeños incentivos desde la Seguridad Social pero sigue sucediendo que a determinadas PYMES les resulta en ocasiones muy difícil afrontar la maternidad de una persona en un equipo de tres o de cinco personas. Por no hablar de las trabajadoras autónomas que no pueden delegar en nadie mientras están de baja.  Hay que seguir avanzando en mejoras de las condiciones de la cotización en Seguridad Social, se debería cubrir más y mejor y aliviar económicamente el cargo a las empresas, y redistribuir el esfuerzo entre el resto de trabajadores.
Hay que avanzar igualmente en mejorar las condiciones de vida de las mujeres trabajadoras, que a menudo se encuentran lidiando con citas de médicos o colegios a las 11 de la mañana, días festivos escolares que no lo son laborales, período escaso de descanso por maternidad, que obliga a dejar al bebé en manos ajenas a una edad inadecuada. Este problema merece una profunda revisión social para mejorar y aliviar las condiciones de vida de las mujeres con hijos a cargo, que se convierten en heroínas si además quieren o necesitan trabajar.
El análisis pasa por revisar todas las normas en vigor y ampliarlas buscando el objetivo mencionado. El Estado debe asumir muchos de los derechos de las trabajadoras que ahora son asumidos por los empresarios en parte y otra parte por las mujeres con hijos a cargo, a costa su propia calidad de vida. Pero además, debe hacer un esfuerzo por ampliar las leyes en vigor con plazos más holgados e intentando que todas las instituciones estén al servicio de las madres trabajadoras y no al revés. Así, se modificaría la actitud del empresariado español a la hora de contratar mujeres en edad fértil y por otro lado estas mujeres podrían desarrollar una verdadera conciliación de la vida laboral y familiar, sin las trabas e impedimentos que ahora tienen.
Si estás, has estado o vas a estar en situación de baja por maternidad, periodo de lactancia o de reducción de jornada, o crees sufrir discriminación laboral y tienes dudas sobre tus derechos laborales, llama y pide una consulta gratuita. Nuestro despacho de la Calle Orense en Madrid pone a tu disposición los mejores especialistas y saldrás con la información de todas tus posibilidades. O realiza una consulta a través de la web.