NOVEDADES SOBRE LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS PERSONAS JURÍDICAS

Novedades sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas: Principales conclusiones de la Circular 1/2016 de La Fiscalía General del Estado:
1ª La Ley Orgánica 1/2015, mantiene el fundamento esencial de atribución de la responsabilidad penal a la persona jurídica de tipo vicarial o por representación en las letras a) y b) del art. 31 bis 1º. Ambos títulos de imputación exigen, la previa comisión de un delito por una persona física en las concretas circunstancias que se establecen.
2ª  Se amplía el círculo de los sujetos de imputación, incluyendo a quien, sin ser propiamente administradores o representantes legales de la sociedad, forman parte de órganos sociales con capacidad para tomar decisiones, así como a los mandos intermedios, apoderados singulares y a otras personas en quienes se hayan delegado determinadas funciones, incluidas las de control de riesgos que ostenta el oficial de cumplimiento.
3ª La sustitución de la expresión “en su provecho” por la de “en su beneficio directo o indirecto”, conserva la naturaleza objetiva de la acción, tendente a conseguir un beneficio sin exigencia de que este se produzca, resultando suficiente que la actuación de la persona física se dirija de manera directa o indirecta a beneficiar a la entidad. Además, permite extender la responsabilidad de la persona jurídica a aquellas entidades cuyo objeto social no persigue intereses estrictamente económicos, así como incluir, ya claramente, los beneficios obtenidos a través de un tercero interpuesto, los consistentes en un ahorro de costes y, en general, todo tipo de beneficios estratégicos, intangibles o reputacionales. Solo quedarán excluidas aquellas conductas que, realizadas por la persona física en su exclusivo y propio beneficio o en el de terceros, resulten inidóneas para reportar a la entidad beneficios.
Conductas imprudentes cometidas por personas físicas en las circunstancias del art. 31 bis que generan responsabilidad penal a la persona jurídica:

  • son las relacionadas con las insolvencias punibles (art. 259.3),
  • los recursos naturales y el medio ambiente (art. 331),
  • el blanqueo de capitales (art. 302.2)
  • y la financiación del terrorismo (art. 576.5).

Se excluyen del ámbito penal aquellos incumplimientos de escasa entidad (no graves) frente a los que solo caben las sanciones administrativas o mercantiles.
6ª Para que la persona jurídica sea responsable en los casos previstos en la letra b) del apartado 1 del art. 31 bis, es preciso un incumplimiento de los deberes de supervisión, vigilancia y control de carácter grave por parte de alguno de los sujetos comprendidos en la letra a).
7ª El incumplimiento grave de los deberes de supervisión, vigilancia y control ha de valorarse, conforme programas de organización y gestión, que serán objeto de una inicial valoración.
Las personas jurídicas de pequeñas dimensiones (art. 31 bis, 3) podrán demostrar su compromiso ético mediante una razonable adaptación a su propia dimensión de los requisitos formales del apartado 5.
En Área somos especialistas en la gestión laboral de las empresas, ponte en contacto con nosotros y te diremos cómo.
Asesoria Laboral Madrid Área